Seleccionar página
¡Oferta!

Champú Sólido Natural con Romero Anticaspa y Antigrasa, Di Oleo

7,60 

 

  • Champú natural antigrasa, anticaspa y fortalecedor
  • Con Romero, Arcilla Verde y Menta
  • Refrescante y antibacteriano
  • Sin sulfatos y sin tóxicos
Marca: Di Oleo
Fabricado en: España
Formato: 1 Pastilla de 100 gr
Packaging secundario: Si

6 disponibles

Descripción

 

Champú sólido natural a base de Romero, de aceite de oliva virgen extra y de aceite de coco que limpia súper suave el cabello
Champú natural sin siliconas, sin sulfatos y sin parabenos.

Ideal anticaspa y para cabello graso.
Vegano y no testado en animales. 100 g

Tiene una fragancia sensual y seductora que proviene de aceite esencial de romero.

INCI: 40% de aceite de oliva virgen extra, cera de candelilla, sodium de coco, proteína de trigo, aceite de laurel, extracto de laurel, ortiga, abedul, espirulina, arcilla verde, aceite esencial árbol de té, menta, romero.

Aceite de oliva virgen extra: excelente emoliente y humectante de la piel, rico en vitamina E, polifenoles, ácidos grasos (oleico, linoleico y linolénico) y escualeno. Nutre y alivia las pieles deterioradas. Hidrata, alisa, penetra bien en la piel y el cabello con lo cual es un excelente aliado para el cuidado y tratamiento de pieles sensibles e irritadas.

Cera de candelilla: ofrece propiedades como protectora, humectante y se absorbe muy bien en la piel.

Sodium de coco: tensioactivo derivado del aceite de coco en forma de polvo y soluble en agua caliente. Proporciona una espuma abundante y cremosa y es muy bien tolerado por la piel y cabello dejando un tacto suave y sedoso.

Proteína de trigo: nutre y repara el cabello. Mejora la peinabilidad del cabello aportándole brillo e hidratación. Mejora la elasticidad y firmeza de la piel por su efecto tensor.

Aceite de laurel: es antibiótico y antifúngico; nutre, suaviza, refresca y limpia la piel mientras actúa como un antiséptico. Es especialmente recomendado para pieles sensibles y dañadas. En Siria, el laurel se ha utilizado durante siglos en la elaboración del jabón de Alepo. El laurel promueve la cicatrización de heridas, es eficaz contra las picaduras de insectos y se utiliza en enfermedades de la piel, como alergias, irritación, dermatitis, eczemas, psoriasis, acné, herpes.

Ortiga: planta que fortalece ya que contiene minerales (como el sílice, magnesio, zinc y hierro), vitaminas ( A, E, C y vitaminas del grupo B: ácido fólico, B2 y B5), y oligoelementos. Es muy usada en el tratamiento de terapias contra el acné u otras irritaciones cutáneas, gracias principalmente al efecto antiinflamatorio del zinc y para el cabello graso.

Abedul: Aporta brillo y elasticidad. Rico en vitamina C y aceites esenciales. Mejora el aspecto de la piel, tiene un efecto curativo, estimula la circulación y da color. Especialmente adecuado para el cabello, dejándolo suave, brillante y sedoso.

Espirulina: es rica en vitaminas del grupo A y E, además de proteínas vegetales, minerales, nutrientes y aminoácidos. También contiene hierro, zinc, betacaroteno, antioxidantes naturales, clorofila y ficocianina. Ayuda a mantener la elasticidad de la piel y combatir manchas, activando la síntesis del colágeno y la elastina.

Arcilla verde: proporciona una intensa limpieza y elimina suavemente la suciedad y el exceso de grasa de la piel, logrando así una minuciosa limpieza pero suave. Especialmente fina y de color claro. Cuando se mezcla con agua, la arcilla se hincha y desarrolla una consistencia gelatinosa agradable, que absorbe las partículas de suciedad y el exceso de grasa como un papel secante. Limpian sin irritar.

Aceite esencial de árbol del té: es antibacteriano, antiviral, fungicida, cicatrizante y hasta repelente de insectos. Ideal anticaspa.

Aceite esencial de menta: Su acción refrescante resulta ideal para el cuidado del cabello. Puede refrescar el cuero cabelludo y así estimular la irrigación sanguínea y fortalecer y detener la caída del cabello.

Aceite esencial de romero: es un antioxidante natural que preserva la integridad de la piel frente a la oxidación. Es antiinflamatorio, cicatrizante y tonificante, que lo hacen ideal para tratar pieles sensibles con eczemas, psoriasis, también regula la seborrea y ayuda al fortalecimiento y crecimiento capilar.

 

  • Uso: Frote el champú directamente sobre el cabello hasta que se forme espuma. Masajea el cabello y el cuero cabelludo. Enjuague y repita este proceso nuevamente. Enjuague bien. Séquelo suavemente y déjelo secar de forma natural. Para facilitar el cepillado, para aportar brillo y elasticidad al cabello utilizar el acondicionador sólido.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Champú Sólido Natural con Romero Anticaspa y Antigrasa, Di Oleo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te recomendamos…